Productos defectuosos


Si has adquirido un producto defectuoso o en mal estado, has de saber que la normativa protectora de consumidores y usuarios te ampara. En ocasiones los consumidores compran productos que no cuentan con todos los requisitos legales o técnicos para que sean considerados seguros.

Son productos defectuosos la mayoría de los bienes de consumo que podamos adquirir en un establecimiento comercial y posea un defecto que genere un daño. Ejemplos de ello son los productos que son pintados con pintura tóxica, los que contienen elementos que puedan causar quemaduras, productos con fallos que impiden su funcionamiento normal o productos inflamables. Concretamente, queremos llamar tu atención acerca de aquellos productos defectuosos orientados al uso infantil así como para tu vehículo. Un defecto en estos productos podría acarrear graves consecuencias para tu salud y la de tu familia.

Si lo que has contratado es un servicio, entendido en sentido amplio, incluye toda actividad humana realizada por una persona que no sea el propio usuario que no esté sometida a una relación de subordinación con el usuario y que no dé lugar a la venta de un bien, al menos a título principal. Ejemplos de servicios serían los de transporte, los de reparación, los de limpieza, los realizados por profesionales liberales, etc.

La reclamación se puede dirigir a diferentes personas responsables, entre las que se encuentran el productor y el proveedor. El productor es el primer responsable, y son productores por ejemplo, la empresa que ha producido la totalidad del producto que causa el daño, el fabricante de cualquier elemento integrado en un producto acabado o el que produce la materia prima.

Son diferentes los regímenes mediante los cuales puedes reclamar cuando has sufrido un daño derivado de un producto o un servicio defectuoso, es decir, se puede reclamar por vía de responsabilidad contractual pero también por vía de responsabilidad extracontractual. Cabe la posibilidad de reclamar daños morales asimismo.

También son diferentes los daños que se pueden reclamar, y no todos los daños quedan incluidos dentro de los que dan derecho a indemnización. Algunos daños resarcibles son los corporales, tales como las lesiones físicas o psíquicas, y los materiales, que son los daños producidos sobre otros bienes muebles o inmuebles distintos al producto defectuoso.

En compensacion.es te recomendamos que te pongas en contacto con nosotros si has sufrido daños a causa de un producto o un servicio defectuoso. Es muy importante que recuerdes, que en este caso, como garantía especial que ampara a los consumidores y usuarios, la ley te concede un plazo de 3 años para reclamar una indemnización por daños y perjuicios.

 

Política de Cookies

Cookies

Esta página web utiliza cookies propias y de terceros, con el fin de mejorar nuestros servicios con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí